booked.net

Era un día como hoy de 1969 cuando se publicó uno de los discos más emblemáticos de todos los tiempos. David Bowie acababa de lanzar en Inglaterra una de sus obras más recordadas: Space Oddity.

El mundo era muy distinto a lo que conocemos ahora. Todos estaban fascinados con la idea de que la humanidad colonizara el espacio. El lanzamiento del sencillo que lleva el mismo nombre que el álbum habría de coincidir con el alunizaje del Apolo 11. Salió a la luz unos días antes, como una predicción.

Bowie se inspiró en los viajes especiales cuando vio la película 2001: A Space Odyssey, del icónico Stanley Kubrick, película que creo las imágenes que se convirtieron en referencia para tener un concepto de lo que existe más allá de la Tierra

En su mente, el artista construyó la vida de un astronauta en la inmensidad de la galaxia. Previamente, el cantante había lanzado un álbum que pasó sin pena ni gloria, pero fue hasta Space Oddity que su carrera tomó rumbo. Ahora, tan sólo escuchar su nombre nos lleva a montones de referencias en la música, el cine y la moda.

La canción narra el lanzamiento al espacio del mayor Tom. A éste lo invade una sensación desoladora mientras viaja, lejos de todo, dentro de una cajita de lata. Al final, la comunicación se desvanece y el personaje pide que le digan a su esposa que la ama, para perderse en la galaxia.

Esta canción sirvió de inspiración para otra que lleva el nombre del personaje que creó David Bowie, Major Tom. Peter Schilling hizo volver al astronauta perdido a la Tierra y créeme, todos la hemos escuchado.

Sin duda, el espacio exterior no deja de ocupar un lugar muy importante en el imaginario de la humanidad. No es para nada extraño que hubiese una propuesta de nombrar una constelación en honor del cantante, e incluso hubiera resultado como el perfecto homenaje 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*